Datos personales

Mi foto
Despejemos la duda de esta vida y vayamos directamente al gusto de vivir, de sentir, me dejare llevar por colores, sensaciones y tal ves por mi corazón o por mis ojos, si... un poco de superficialidad pero nada de que preocuparse.

domingo, 13 de diciembre de 2015

Duele.

Según he oído por ahí, la verdad duele.
Tengo la certeza de que así es. Duele en el alma.

 Como un latigazo inesperado, como una puñalada con un cuchillo de hielo. En cierto modo hay una parte de ti que lo espera, porque ciertas evidencias lo avalan.
 Lo único que esperas es una mentira piadosa que te acaricie el corazón o que te corrompa el pensamiento para no aceptar esa verdad destructora.

La verdad duele de cojones! 
Lo que pasa con la razón en contra posición al corazón es que aveces el dolor nos tira mas que el sentido racional.

Una mentira piadosa te dará una alegría piadosa en una efímera existencia.
La verdad te hará perturbadoramente triste y seguramente no sea efímero ese trance.

¿Qué prefieres?
Odio las mentiras y aveces al dolor también.

viernes, 6 de noviembre de 2015

Cristal.

Como si de cristal se tratase, su sonrisa se rompió y corto la magia que ella misma había creado. Apenas podía tener sus ojos abiertos. Cansada y melancólica; desnuda e ida.
Yo solo quería subir a su noria y dejarme llevar por el condenado sino.
Pero en cuanto te subes, sabes que estas acabado, abocado a una frustrante caída, sin salida ni retorno.
Hay personas que no les va la vida en pensar cuanto y de que forma están subiendo. En mi caso mientras subo y entre más suba, más jodidamente asustado estoy. No dejo de pensar en la caída. En esa sonrisa que se romperá.

Ojala no hubieran caídas.

viernes, 23 de octubre de 2015

Autodestrucción.

Me estoy quemando, poco a poco, sin prisa y dolorosamente. No hago mas que buscar la salida en la boca de una botella y ella no hace mas que consumirme. Me estoy quemando y nadie parece fijarse. Me estoy quemando y la única salida que recurre y encuentro me desinhibe, me consume y a la vez apacigua este insufrible cañón de dolor que no hace mas que abrazarme solemnemente. Me quemo, tratando de encontrar otra salida. Sin embargo la vida sigue como Dios quiso que fuera, con dolor para cada quien que quisiera seguir el camino que en su mente no tenía cabida. La cuestión es que para quienes siguieran su camino también habría dolor. El dolor perdura. El dolor no se diluye a menos que sea a manos de una botella llena de autodestrucción.

miércoles, 21 de octubre de 2015

Mi mierda.

Siempre he sido un poco cutre...
Pero aún sigo aquí, intentando que el abrazador sol que resplandece sobre nosotros no brille demasiado. Para qué mi notable mierda no reluzca lo suficiente para joder a los demás. Para que la oscuridad no me cubra por completo. Para no ahogarme en una absoluta penumbra con olor a mierda de perro diarreico.

miércoles, 14 de octubre de 2015

Una bonita sonrisa, ojos color felicidad, labios preciosos con aspecto delicado e incitador y con un posible sabor a adicción. Manos suaves. Piernas esbeltas con un tacto especial, excitante, sexual.

Dijo que no, pues era la chica de mi colega.

martes, 10 de marzo de 2015

Suficiente

Cómo luchar contra eso, si soy totalmente vulnerable. Cuando menos lo espero aparece, de la nada, sin previo aviso. Aveces hay un tiempo consecutivo en el que digamos que parece que lo puedo superar incluso, la llego a olvidar. Hasta ahí, todo esta bien pero termino de comer y me acuesto o simplemente llega la hora de dormir por la noche, cierro los ojos y caigo en un sueño profundo y placentero y qué pasa? Que aparece ella otra vez, cuando parecía que había algo de claridad de la buena, se presenta ella ante mi, sin mas y joder; me gusta, me agrada, me enloquece, como no hacerlo, es ella.
Durante ese momento, en el que no se cuanto tiempo transcurre, soy uno mas de su vida, soy instantáneamente feliz. Digamos que somos el momento, en realidad, solo mi momento, porque estoy solo. In/Feliz-mente solo.
Luego, me despierto con el corazón desatado, rugiendo, pidiendo algo de su presencia, algo de su aroma o tan solo el destello que se produce en la disputa entre la luz del sol y su querido pelo.
Me levanto jodido.
El cronometro vuelve a cero. La carrera vuelve a empezar. Suena el pistoletazo pero no me muevo. no quiero hacerlo.
Ya he vuelto a empezar muchas veces y simplemente pienso que hay cosas, momentos, recuerdos, que aunque me duelan, quiero que estén ahí. Porque de una forma u otra me hacen felizmente infeliz, porque estoy lleno de algo autentico, aunque sea doloroso.
Me haces sentir bien, mal, triste, jodido, abrumado. desesperado, excitado.

Me haces sentir, eso es suficiente.

domingo, 1 de marzo de 2015

Four Roses.

Ahora las gotas de alcohol resbalan por unos pechos por los cuales hasta el papa perdería la cordura que durante muchos años lo han llevado por la senda de la privación del sexo, alcohol y drogas. Ahora las gotas se deslizan por el delicado contorno de sus tetas. La acarician de tal forma que cualquiera podría sentirse celoso del privilegio de poder sentir esa escandalosa piel canela.
No dejan de bajar... casi llegan a su perfecto ombligo.
-No recuerdo en ese momento que estábamos bebiendo.-
Es imposible mantener la concentración con algo tan devastadoramente espectacular en frente de tus ojos, de tu cuerpo, de ti, de tu polla.
Puedes saborearlo, puedes palparlo y sentir la realidad que ese momento te brinda, puedes escuchar como su jodida respiración te condena a no querer dejarla de oír, puedes sumirte, hundirte, ahogarte, desgarrarte en esa mirada intensa y sexual que te hace pensar de forma errática, como un misero animal que solo pretende poseer aquella delicia.

Aquellas gotas de alcohol habían viajado por ese cuerpo color canela de cuyo olor aun no logro desprenderme y el cual no querría que me dejara porque me va la memoria en recordar cuan delicioso fue compartir alcohol, sexo y confesiones de corazones hundidos en recuerdos atraídos por la maldad del alcohol.